El Blog Púbico

  • Relaciones Púbicas

La sexualidad en tiempos de coronavirus


Foto: Getty Images por Ezequiel López Peralta

Psicólogo. Máster en Sexualidad Humana y Terapia de Pareja



En una nueva entrega de su columna "De hombre a hombre", Ezequiel López Peralta habla, sin tapujos y con su particular mirada, de cómo las inusuales circunstancias en las que estamos inmersos afectan la vida sexual de las parejas, y lo que se puede hacer.

Estamos viviendo una situación impensada, que quizás jamás nos imaginamos. El encierro forzado, los cambios en las rutinas cotidianas, los ajustes de prioridades, el duelo por las pérdidas (de la libertad, el dinero, los negocios, los viajes). La ansiedad, producto de la incertidumbre económica, social y de salud, se adueña de nuestros pensamientos y provoca un panorama emocional bastante negativo para la mayoría. Si, además, analizamos situaciones particulares, vemos que seguimos trabajando la misma cantidad de horas que antes pero en casa (claro, quienes tienen la suerte de seguir con empleo), en donde además debemos ocuparnos de nuestros hijos, hacer oficio, movernos un poco para que no se nos “oxiden” los huesos, y atajar toda la mala onda de las redes sociales y las últimas noticias del mundo. Desde la perspectiva sexual, lo primero que encontramos es que el deseo está en “jaque”. No sé si “mate” aún, pero “jaque” al fin. Es que cuando estamos centrados en la supervivencia, es poco probable que nos ocupemos del placer. Aunque también es posible que una respuesta a la ansiedad sea incluso la hipersexualidad; sin embargo, no es lo que vemos con más frecuencia. Muchos medios de comunicación hablan de un eventual baby boom cuando pasen unos nueve meses de esta cuarentena, y la verdad lo creo poco posible. Porque asumen que el mayor tiempo en pareja y la posibilidad de un contacto físico más frecuente deriva en una sexualidad más activa. Pero desde mi punto de vista, si la mente no está conectada con el deseo eso es improbable. Eso sí, cuando pasemos esta crisis, recuperemos la libertad y perdamos el miedo, pienso que sí experimentaremos una fuerte oleada de deseo que, de no tomar precauciones anticonceptivas, podría dar lugar al aumento en la curva de embarazos. Entonces, si eso ocurre, no será la consecuencia de la cuarentena, sino más bien de la salida de la crisis. Volviendo al tema del deseo en estos tiempos, considero que, a pesar de estar en caída a la par de los ánimos de todos, sería interesante reactivarlo. ¿Por qué? Porque el sexo es salud, es darle reset a tu mente, es conectarte con tu pareja y con las ganas de vivir. Así que te dejo por aquí unas recomendaciones básicas para que trabajes en revivirlo y, así, te beneficies de la energía positiva de Eros.



- Dialoga con tu pareja. Dile qué pasa por tu mente, cuáles son tus preocupaciones, qué podría hacer para que te sientas mejor. Seguramente eso te va a aliviar.

- Limita el tiempo que revisas noticias o redes sociales. Lamentablemente la mayor parte de la información es negativa. Muerte, número de contagios, ausencia de recursos... Mira noticias no más de una o dos veces al día.

- Alimenta tus fantasías. Lee relatos eróticos, mira películas estimulantes, comenta con tu pareja las fantasías pendientes por realizar. Haz el ejercicio de pensar unos minutos al día en una fantasía sexual que sea excitante para ti.

- Promueve encuentros no coitales. El juego erótico no siempre debe llevar al coito, aunque la mayoría cree lo contrario. Las provocaciones, masajes, besos, roces son placenteros hasta el punto de generar orgasmos sin necesidad de penetración.





- Utiliza complementos. Quizás sea el momento para comprar tu primer juguete sexual, o estrenar el que tienes guardado en la mesa de noche. Y, por cierto, así no sean productos reconocidos como de primera necesidad, muchas tiendas te los envían a domicilio. Elige el objeto apropiado, según tu interés y tus fantasías particulares.

- Obtén ideas nuevas de internet y de apps de sexo. Es lo bueno de estar en cuarentena en tiempos en los que la tecnología te brinda tantas opciones. Hay cursos en internet sobre sexualidad, profesionales que ofrecen contenidos en sus redes sociales y aplicaciones que te dan buenas ideas de posturas, juegos eróticos, preguntas para responder en pareja y otras posibilidades interesantes.

Espero que estas ideas sean de tu interés, y que las pongas en práctica para mantener inquieta y viva tu sexualidad. Me queda pendiente abordar otras situaciones que son muy especiales en esta época: las personas que no tienen pareja, o cuya pareja está a distancia.

0 vistas
  • Instagram - Círculo Blanco
  • Facebook - círculo blanco