El Blog Púbico

  • Relaciones Púbicas

Castigada II

Cuando me senté me percaté que el miraba a mis piernas, y le pregunto:

- Que coño miras?

- No miro ningún coño, al menos es este momento, lo que miro son unas fotos que me enviaron y me he puesto cachondo, estoy imaginando todo lo que le haré cuando vayamos a mi casa.


Nos sirven la comida y me dice:

- Me he imaginado como te voy a besar y chupar tus senos -. Me he puesto roja

- No te olvides el primer mensaje que recibiste cuando estabas en el lavabo.

- No, no me olvidaré, lo intentaré, pero ya te digo que soy tímida.

- Ya me había dado cuenta, por eso te envié el mensaje, disfruta del momento y contesta a esto: - Te gustaría que besara y te chupara los senos?

- Si.

-¿ Si? si que?

- Me gustaría que me besaras y me chuparas los senos.

- Así me gusta, ahora cuando nos retiren los platos, vuelves a ir al WC y te quitas el tanga, y quiero la foto con y sin el tanga.

Sonrojé y asentí.

- Cuando lleguemos a mi casa te voy a agarrar del pelo te dejaré los senos al descubierto, te los tocaré mientras te beso y te muerdo el cuello y la boca, luego bajaré y disfrutaré de tus senos, y a los pezones le pasaré la lengua los chuparé y los morderé. Te é puesto cachonda?

- Si, bastante.

- Eso lo veré cuando me entregues tu tanga.

La verdad es que si que me había puesto cachonda y mi tanga era testigo de eso.


Cuando nos retiraron los platos me disponía a levantarme pero el me retiene y me dice:

- Antes de irte vienes y me das un buen beso con lengua.

Me levanté me acerqué y mientras nos besamos el me baja la mano y toqué su miembro que estaba totalmente duro, y eso me ha hecho con que me excitara aún más.

- Has visto lo que provocas, ahora ves y tráeme el tanga, y no te olvides de las fotos.

Recojo mi bolso y me voy.


Aún no había llegado al WC y ya tenia un mensaje.


- No hagas fotos, prefiero esperar a llegar a casa para poder tocarlo, olerlo y chupártelo, te tengo muchas ganas.


Lo primero que he hecho fue refrescarme, estaba descontrolada, tenia sentimientos confusos, entre la ira y ese fuego que sentía dentro de mi.

Me compongo, me quito el tanga que estaba completamente empapado, no sabia como llevarlo, lo doblé de la manera que pude, nunca me había sentido así.


Me acerco a la mesa y me dice:

- Antes de sentarme me das el tanga. - acto seguido estira la mano como si yo le fuera a dar un bolígrafo.

Cuando se lo voy a dar, me agarra de la mano y me acerca a el y me vuelve a besar, unos besos de esos que te quita el hipo y el aire.

- He pedido de postre brochetas de fresa con chocolate y dos copas de cava, te va bien??

Si me va bien???? Todos sus actos me hacían pensar que este hombre no existía, era un sueño de esos muy buenos y no quería despertar.

- Si, me viene de gusto.

-Si yo te contara que es lo que me viene de gusto a mi, te temblarían las piernas y no te podrías levantar.

Me sonrojo, eso creo, ya que en realidad mi color ya seria ese mismo, no me ha dado tregua en toda la cena.

- Tus pezones marcan el vestido, me encanta verlos así.

Comprobado el color natural de mi cara esa noche, era el rojo.

- No te preocupes, no te haré nada que no quieras, y esta noche la dedicaré a darte placer.

Yo estaba totalmente desubicada, no sabia que decir, en realidad lo que yo quería era que nos marcháramos para terminar con toda esta incertidumbre y tensión sexual.


Continuará...



13 vistas1 comentario

Entradas Recientes

Ver todo

Castigada

  • Instagram - Círculo Blanco
  • Facebook - círculo blanco