El Blog Púbico

  • Relaciones Púbicas

Castigada


Me llamo Sofi y mi trabajo es muy estresante, trabajo con adolescentes, trabajo con hormonas revolucionadas, están todo el día dando guerra y todos los días los estoy castigando.

Siempre que me dirijo a la sala de los profesores, está Ángel el profe de deporte, siempre que le veo le digo:

- Tienes que darle mas caña a estos adolescentes ya no puedo castigarlos más, ya no se de que manera castigarlos.

Él solo se limita a reírse y siempre me dice lo mismo:

- A lo mejor exageras no son tan malos.


Un día por curiosidad he ido a asistir a la clase de deporte y esos diablillos parecían ángeles, no creía lo que mis ojos veían y al terminar la clase me quedé para que el me desvelara el secreto.


- Ángel, me puedes contar tu secreto? Como es posible que esos diablillos contigo parezcan ángeles?

-Claro que si, pero esto te costará una cena conmigo, te recojo a las 20h.

- No te he dicho que lo aceptaría.

- No te queda otra, o quieres seguir siendo la Profe mal follada?

- Pero quién dice esas cosas? Como se puede faltar al respeto de esa manera?

-Cuando se dice lo que se piensa no es faltar al respeto, no me lo han dicho, lo he escuchado y te puedo decir que estoy muy de acuerdo, una persona bien follada no pasa la semana castigando a estos ángeles.

- Que te den, eres un idiota.

-Estás castigada, esta noche cenaras conmigo, depílate y ponte lencería negra.

-No sé quien te crees (me marché enfadada y excitada).


Llegué a casa me duché me estiré en mi sofá y me quedé dormida, me desperté con el timbre, me enrollé en una toalla y abrí la puerta.


- Ángel, que coño haces aquí?

- Mira si sabes decir palabrotas, y hablando de coño, te lo has depilado como te ordené? - Perdón?

- Perdonada ahora te vas a poner un vestido, lencería negra y rápido que perdemos la reserva.


No sé como ni porqué pero obedecí, me he puesto un vestido para no tardar mucho, no por que me lo ordenara él, y me he puesto la lencería negra.


- Estás muy guapa.

- Gracias.

- Pero sigues castigada. Acto seguido me dio una palmada fuerte en el culo, he sentido su mano durante unas horas.


Llegamos al restaurante, un restaurante muy chic, nos acompañaron a nuestra mesa y nos sentamos.


Me dice: - tienes una cara de ángel, cuando te coja, quiero probar tus límites.


Me dejó con la palabra en la boca ya que venían a tomar nota.

Una ves hemos pedido le digo:


- Tú quien te crees para decirme esas cosas?

- Sigue dando guerra que te tendré más ganas.

- Perdona?

- Te perdono, pero ahora vas al WC te quitas el sujetador y me lo das.

- Que?

- Tu misma, quieres retarme? Y ya que estas te tocas una rato quiero ver como se te marcan los pezones en el vestido.


Me levanté y entre enfadada y cachonda he ido a hacer lo que le me había ordenado, me daba rabia el poder que el ejercía sobre mi.


Entro en el WC me miro al espejo y me digo a mi misma, como he llegado hasta aquí? Como he podido perder el control de esta manera? Mientras mi mente me bombardeaba con preguntas mi móvil suena. Lo que me faltaba, ahora me enviaba mensajes.


Sé que todo esto es nuevo para ti, déjate llevar y disfruta del momento.


Continuará...

24 vistas1 comentario

Entradas Recientes

Ver todo
  • Instagram - Círculo Blanco
  • Facebook - círculo blanco